LOS SOCIOS DEL RITMO 2

El grupo versátil, lacrimógeno y cascabelero Los Socios del Ritmo festeja este año medio siglo de trayectoria, con lo cual se ubica como uno de los más antiguos de México y con éxitos de balada, cumbia, rock y mambo; en este género, Dámaso Pérez Prado, el Cara de Foca, les dijo alguna vez que para tocar esa música sólo él y Los Socios del Ritmo, expresó en entrevista Luis Antonio Ruiz, tecladista del conjunto originario de Campeche.

Se formaron el 12 de noviembre de 1962 y han incursionado en balada, cumbia, salsa, rocanrol, instrumental, bossa, paso doble, polka, romántica y merengue.
En 1964 lanzaron al mercado su primer álbum, titulado Ska; su producción más reciente es 50 aniversario. Son creadores de un estilo propio y han sido reconocidos como institución musical en América, además de haber sido el primer grupo latinoamericano nominado para los premios Grammy en 1984, con el álbum Y ahora ¡Conniff!, de 1983. Su primer éxito en América Latina fue Vamos a platicar, original de Héctor Meneses.

Algunos de sus discos son: Ska (1964), Los fantásticos (1965), Llegaron Los Socios (1966), Venezuela (1968), Vida (1969), Vamos a platicar (1970), Chilito piquín (1971), La escoba (1972), Pregonero de Campeche (1973), Sólo para bailar Vol. 1 (1974), Y yo que necesito amar (1974), La carreta (1975) y Esperanza (1976).

Otros son Un gran motivo (1986), Los Socios son Los Socios (1987), El teterete (1990), Llegando hasta llorar (1999), tema que les valió posicionarse de nueva cuenta en los primeros lugares de popularidad en toda América; Felicidad (2000), A punto de caramelo (2001), y Amor de Internet (2002), disco que fue nominado a los premios Billboard. Actualmente promueven el sencillo La bipolar.

Luis Antonio Ruiz agregó que él y su hermano Alberto son los dos fundadores que quedan. “Estamos celebrando nuestro aniversario en cada actuación, tanto en México como en Estados Unidos. Siempre hemos sido muy versátiles, desde nuestro primer éxito, que fue una canción romántica, aquella de Vamos a platicar. Después vinieron éxitos bailables que tuvieron pegue en estados de la República Mexicana. Hay temas que se hacen éxitos nacionales, internacionales o en ciertos sectores más reducidos, pero no menos importantes.